En 2017, en medio de las guarimbas y la intensa convulsión política y social, la entrega número 13 del Festival de Cine Venezolano de Mérida se empeñó en continuar. Los dos años siguientes, sin las guarimbas, pero con el cada vez más complejo contexto económico, el certamen continuó. En 219, como alternativa para no tirar la toalla, el evento se limitó a una sola sala y se trasladó a Caracas para poder sobrevivir.

Todo este esfuerzo de la Fundación para el Desarrollo de las Artes y la Cultura (Fundearc) junto al Centro Nacional Autónomo de Cinematografía no podía quedar enterrado por la pandemia que nos toca vivir y este año, con el apoyo de Telefónica | Movistar, la edición número 16 del Festival de Cine Venezolano tendrá lugar en plataformas digitales desde el 10 y hasta el 24 de septiembre. Las proyecciones estarán disponibles en www.trasnochocultural.com, luego de adquirir un boleto, y los foros formativos requieren previa inscripción en el formulario disponible en www.festivaldelcinevenezolano.com.

Durante un encuentro virtual con los medios de comunicación social, la directora de esta fiesta audiovisual venezolana, Karina Gómez Franco, informó que la gran novedad este año es la incorporación de documentales y cortometrajes en la competencia de en un festival que, hasta ahora, estaba dedicado exclusivamente a largometrajes de ficción.

Como es habitual en eventos de esta naturaleza, esta inclusión del género documental y de cortometrajes implica la conformación de jurados particulares, distintos al cuerpo evaluador que juzga los largometrajes de ficción en competencia. Como requisito para participar en esta parte del certamen, los materiales documentales y cortometrajes debían tener alguna participación en algún festival internacional previo.

Gómez Franco señaló que también por primera vez este año el público interesado podrá consultar las actividades contenidas en la programación e incluso interactuar con el Festival por medio de las cuentas en redes sociales @Fest_CineVzlano (Twitter) y @fest.cinevenezolano (Instagram), esto como una alternativa a la situación impuesta por el contexto de pandemia.

Otra particularidad en esta entrega de la rumba audiovisual venezolana es que no rinde homenaje a personalidades sino a las Escuelas de Cine y sus profesores que continúan con su labor de enseñar aun en un momento como el actual, delimitado por el contagio masivo de la Covid-19, sumada a otras dificultades de nuestro contexto actual.

En el encuentro con los medios de comunicación social se informó que el jurado para la competencia de largometrajes de ficción estará conformado por la actriz y gestora cultural española-venezolana, directora fundadora de la guía para cineastas Visor, Maite Galán, el director de casting, actor y productor peruano venezolano Beto Benites, el actor venezolano Antonio Delli, el crítico de cine en web, radio y publicaciones impresas Luis Bond y el realizador local Rafael Marziano.

Mientras, el equipo evaluador de documentales lo integran el analista y productor Maurizio Liberatoscioli junto a los cineastas colombianos Catalina Villar Borda y Diego García. Y para juzgar los audiovisuales de corta duración se cuenta con la participación del realizador chileno Eduardo Machuca, el reconocido compositor para música de cine Nascuy Linares, y la productora Marianella Illas.

Por otra parte, profesionales adscritos a instituciones universitarias premiarán a los mejores trabajos de cineastas en proceso de formación. En este equipo se cuenta la documentalista y productora Belén Orsini, el director creativo Gastón Goldmann y el gerente de ventas para Latinoamérica del Laboratorios Dolby, Luciano Taffetani

Así mismo, la evaluación de los trabajos que se postulen para competir en el Maratón Cine Átomo estará a cargo de la actriz Prakriti Maduro junto a los cineastas Edsel Sierralta y Esteban Lema (Ganador de Maratón Documental en dos ediciones seguidas); sobre el Premio de la Prensa “Amy Courvoisier” está integrado por los periodistas y críticos de cine Humberto Sánchez, Joaquín Ortega y Robert Gómez.

Como ya se había anunciado previamente, el Festival de Cine Venezolano en su edición número 16 tendrá el honor de estrenar, fuera de competencia, el largometraje documental Free color (2020), un trabajo dirigido por el reconocido realizador y docente venezolano Alberto Arvelo, en relación al trabajo del insigne artista plástico venezolano Carlos Cruz-Diez, fallecido hace menos de un año.

Este documental conducido por Edgar Ramírez será aprovechado para un hacer un conversatorio en el que participará parte del equipo que intervino en su realización. Esta actividad se incluye dentro de una programación que contempla otras actividades de carácter formativo como talleres de dirección de actores y no actores u uno titulado El futuro del cine ya es accesible.

La mala noticia para el público es que, aun cuando la modalidad de proyección de las obras en competencia será “por demanda” (se pueden ver en el momento que el espectador lo decida), solo se expenderán 400 boletos virtuales por película e incluso varias entradas ya están vendidas “en el exterior y con límites de exhibición de territorio» señaló Gómez Franco. La intención, de acuerdo a las declaraciones d ella directora del evento, es que los realizadores tengan la opción de obtener beneficios de taquilla de sus propios trabajos, con la exhibición, en el futuro, en salas de cine.

En este orden de ideas, la directora del festival destacó que las películas en competencia tienen sus propios compromisos internacionales de comercialización y están haciendo una excepción para exhibirlas al público dentro del festival venezolano.

LOS TÍTULOS

En la lista de largometrajes en competencia figuran Blindado de Carlos Malavé; Conejo de Carla Forte; Dos otoños en París de Gibelys Coronado; Infección de Flavio Pedota; La Corte Malandra de Jackson Gutiérrez; La fortaleza de Jorge Thielen Armand; Los olvidados de Ricardo Ceballos; Infieles de Edgar Roca, Lunes o martes, nunca domingo de Maruví Leonett; Un destello interior de Luis y Andrés Rodríguez y Violeta de Gabriel Ng.

Entre los documentales están Arando en la memoria de Goar Sánchez, Candy Bar de Alejandra Szeplaki, El pueblo soy yo: Venezuela en populismo de Carlos Oteyza, Érase una vez Venezuela de Anabel Rodríguez Ríos, Está todo bien de Tuki Jencquel, Haití, el rostro escondido de Wilmer Pérez Figuera, Juan de Adrián Geyer, Los viejos de Rosana Matecki, Madame Cinéma de Jonathan Reverón y Venezuela es un desorden de Carlos Malavé.

En la sección de cortometrajes están Antílope de Diego Murillo; Antö de Joe Torres y René Guerra, Ascenso de los morochos Rodríguez, Cincuenta de Alberto Chumaceiro, El astronauta de Manuel Trotta, El hombre de cartón de Michael Labarca, Fusilao de María Laura Reina, La eternidad de Paula de Dayana Gauthier, Lucy de Roberto Gutiérrez, Moebius de Vladimir Vera, Nueve nudos de Lorena Colmenares, Pálida de Edsel Sierralta, Salta de Marianne Aelinckx, Un café de Gill Lamedn y Voluntad de Daniel Parra.

Tomado de Correo del Orínoco

Autocine.com.ve © Una marca de Led Proyección 2049, C.A. RIF J-J500248431